Aprovechamos el Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno para probar el Infiniti Q50 S Hybrid

Tamaño de letra

infiniti-monaco-08

cuando un piloto de Fórmula Uno describe el trazado callejero deMónaco utiliza palabras como “cerrado”, “trabado”, “angosto”, “difícil” y hasta “peligroso”. Pone énfasis en la ausencia de zona de rebases y resalta el reto que significa correr en medio de dos muros de acero y vallas.

Analizas el diagrama de la pista, observas videos de carreras pasadas y puedes darte cuenta de que lo que dice tiene lógica, vaya, es notorio.

infiniti-monaco-09 infiniti-monaco-07

Sin embargo sólo hay una manera en la cual puedes entender al 100% lo que habla: Manejar ese mismo circuito, con bardas incluidas y en el mismo fin de semana de una de las carreras más famosas del mundo.

Correr en Mónaco es poner a prueba cada uno de los sistemas del auto y por ello se convirtió en el reto perfecto para el híbrido deportivo de Infiniti. Ascensos, descensos, curvas pronunciadas y el peligro representado por los muros a la derecha e izquierda. ¡Pura diversión!

Primer contacto

Conocí el Infiniti Q50S Hybrid en octubre de 2015, en la pista mexicana de pruebas Pegaso, cuando Daniel Ricciardo, piloto de Red Bull en Fórmula Uno, accedió a darme un par de vueltas, en la que ha sido una de las entrevistas más veloces que he realizado.

El primer contacto con “este” Infiniti Q50S Hybrid se dio a un kilómetro del circuito, a las afueras del Hotel Columbus , uno de los sitios con más historia del Principado y que presume haber hospedado al multicampeón Michael Schumacher en más de una ocasión.

infiniti-monaco-10 infiniti-monaco-05

Ahí, el italiano Luigi Grella ( AM Lifestyle ), el francés Matthieu Turel ( Le Parisien ) y yo conocimos a los autos que se convertirían en nuestros “bólidos” para circular por las mismas calles por las que Juan Manuel Fangio, Stirling Moss, Jack Brabham, Bruce McLaren, Graham Hill, Jackie Stewart, Niki Lauda, Gilles Villeneuve, Alain Prost, Ayrton Senna, Fernando Alonso y Nico Rosberg lo hicieron para conseguir algunas de las victorias más espectaculares en la historia.

Gracias a la llave inteligente la sensación “racing” aumenta, pues no necesito ni sacarla de mis pantalones para poder entrar al Q50S Hybrid y arrancar el motor presionando un botón.

Ahora pongo más atención en el sistema de infoentretenimiento, llamadoInfiniti InTouch , el cual visualmente es estético y moderno. Integra un sistema de doble pantalla personalizada. La superior es de 8 pulgadas y la inferior de 7 pulgadas, ambas a color y desde donde puedes manipular y acceder a las funciones de audio, mapas, teléfono y hasta cámara de reversa y la visión periférica 360º. Todo de manera intuitiva y fácil.

El asiento es cómodo y brinda seguridad. Lo coloco en posición deportiva, mido mis relaciones con el volante, quito el modo de manejo “Normal” y selecciono ” Sport “. Estamos listos para tomar el primer túnel, ese que nos llevará al circuito.

El tráfico en Mónaco, en fin de semana de Gran Premio, puede ser bastante parecido al de la Ciudad de México. Debido a que las calles principales son utilizadas para la pista, se tienen que utilizar las vías alternas. Conocemos la historia.

infiniti-monaco-03 infiniti-monaco-04

La prueba

Apenas abren la puerta a nuestros tres vehículos, comienza la diversión. Hundo el acelerador y en lugar de escuchar un estruendo provocado por los 360 caballos de fuerza, sólo percibo el sonido proveniente de la fricción de las ruedas contra el asfalto. ¡Vaya que es silencioso este motor híbrido!

La fuente de poder es el V6 de 3.5 litros, que se mueve entre el mundo de la combustión y el eléctrico, según la computadora detecta las necesidades del camino.

Tenemos poco tiempo antes de que la pista sea abierta a los peatones y sea imposible el correr. Así que pongo a prueba la Dirección Asistida Electrónica (DAS) y comprueba que brinda toda la maniobrabilidad para poder mantener la velocidad y seguridad en caminos angostos.

Gracias al DAS se pueden hacer cambios de dirección de manera instantánea, se mejora el manejo gracias a los ajustes de fuerza en la dirección y la respuesta de giro, especialmente en el “Hairpin” del Grand Hotel .

Así disfruto de la curva Portier y sigo mi camino hacia la “Piscina”. El auto se maneja suavemente y la respuesta a la aceleración es casi inmediata y se sienten las 403 lb-pie de torque. El manejo es placentero y retador gracias a la transmisión automática de 7 velocidades con control electrónico.

infiniti-monaco-11 infiniti-monaco-12

Ya que no hay más autos en pista, no podemos probar el Sistema de Advertencia y Prevención de Cambio de Carril, ni tampoco el Sistema de Predicción y Frenado Inteligente de Colisión Frontal, sin embargo al acercarme demasiado a los autos de los colegas europeos se encienden las alarmas de los Sensores de Proximidad Frontales (también cuenta con sensores de reversa).

Así llego a La Rascasse y tomo camino a la línea de meta. Sólo queda una vuelta antes de que los peatones comiencen a tomar fotos de los lugares más emblemáticos de la pista.

Sainte Dévote, Beau Rivage, Massenet, Casino y de nuevo al puerto. Los yates son testigos del elegante y deportivo paso del Infiniti Q50S Hybrid y no puedo más que maravillarme del desarrollo logrado por la armadora premium.

Lo han hecho, un auto veloz y que, atinadamente, han decidido presumir en la capital del glamour.

infiniti-monaco-02 Antes de llegar de nuevo a la meta ocurre la tragedia, se ha terminado el tiempo de correr. La entrada del primer peatón anuncia que las emociones han llegado a su fin.

Bajo la velocidad y compruebo el Sistema de Frenado Inteligente . No hay más, rodar a baja velocidad mientras disfrutamos de una tarde en la cual la historia de la Fórmula Uno se respira en cada curva.

Ya relajados y rodeados de peatones, Luigi, Matthieu y yo decidimos bajarnos de los autos en cada sitio en el cual algo llama nuestra atención, y mientras comentamos algunas de las ventajas de este híbrido, dejamos ir anécdotas que recordamos: “Aquí cruzó el auto Schumacher para terminar la calificación y quedarse con la pole”; “Aquí Senna manejaba con una sola mano”; “En estas vallas se recargaba Fangio “. Las historias parecen no terminar.

Al dejar el circuito para regresar al hotel recuerdo que la tecnología hídrida de este Q50S es la que permitió que Infiniti se convirtiera en socio tecnológico del Renault Sport Team de Fórmula Uno.

Así, sonrío al darme cuenta que Jolyon Palmer y Kevin Magnussen (los pilotos de Renault en F1), no son los únicos en aprovechar esa tecnología en el legendario trazo callejero este fin de semana.


Este artículo ha sido visto 348 veces!

Deja un comentario