Infiniti Q70 Perfection

Tamaño de letra
InfinitiM56 6

Precio de unidad probada: Infiniti Q70 5.6 Perfection – $925,500

Desde hace varios años, el mercado de los autos premium ya no es un territorio exclusivo para las marcas de origen europeo. Y es que tomando en cuenta lo lucrativo que ha demostrado ser este segmento, su innegable atractivo ha despertado el interés de varios competidores quienes buscan ofrecer productos que desbanquen a “los de siempre” en base a una serie de interesantes alternativas para aquellas personas que buscan salir de la rutina.

Tal es el caso de Infiniti, la división de lujo de Nissan Motor Company cuya experiencia en el competido mercado data de 1989, año en el que por primera vez ofrecieron un producto de desarrollo propio para el mercado norteamericano, y que apenas hace pocos años hizo su debut oficial en nuestro país.

Como parte de su estrategia de contra ataque contra de las marcas alemanas,Infiniti cuenta con un sedán de poco más de 4.9 metros de largo llamado Q70(antes M56), cuya carga tecnológica, así como la basta oferta de elementos de confort lo convierten en una interesante opción si el dinero no es un impedimento para ti… porque debemos de advertirte que el modelo no es nada barato.

La carpa dorada

El buque insignia de la marca dentro de la oferta de sedanes que presenta Infinitien nuestro país refleja una silueta intensamente inspirada en el modelo conceptualEssence que mostraron por primera vez hace tiempo en el Salón de Ginebra 2009. Las curvaturas de su distintivo diseño cuenta con una marcada tendencia orgánica que suele ser característica de las creaciones japonesas; y que de cierta forma nos hace recordar a las famosas carpas doradas orientales.

Al interior el lujo y la comodidad son el elemento clave que convierte a este magno sedán en una verdadera joya para todos sus ocupantes. Y es que gracias al incremento de dimensiones que sufrió el Q70 con respecto a su predecesor, el nuevo modelo presenta una cabina extremadamente amplia repleta de todos los elementos de confort que podamos imaginar con materiales que van desde el cuero hasta la madera de fresno. Todo se ve y se percibe en orden, aunque cabe aclarar que hay algunos plásticos y empalmes de muy baja calidad que desentonan con lo que la marca presume aparentar.

En términos de equipamiento Infiniti conoce a la perfección el terreno en donde se encuentra jugando, y por eso no escatima en nada, ofreciendo todo lo que se espera uno encontrar al pagar casi un millón de pesos.

Es así que podemos encontrar desde cristales eléctricos de un solo toque, quemacocos eléctrico, climatizador automático de dos zonas, seguros eléctricos con función de cierre automático, volante con ajuste telescópico, ajustes electrónicos para los asientos, tapicerías en piel, asientos climatizados, controles de audio y velocidad en el volante, sistema de audio Premium Bose de 5.1 canales con 14 bocinas, 2 subwoofer de 10”, puerto USB compatible con iPod, disco duro de 9.3 GB, pantalla de 7” a color, reloj análogo, sistema de navegación GPS, etcétera.

Sin duda con tanto equipamiento y con un espacio más que generoso, el Infiniti Q70 se perfila como el vehículo perfecto para quien gusta de contar con un chofer y disfrutar del viaje, o bien para los que también gocen de la adrenalina y emoción que genera domar un tremendo motor V8 de 420 caballos que empuja con la mínima provocación del acelerador.

Mas que una cara bonita

A pesar de que el argumento de compra más común entre la sociedad mexicana sigue siendo la imagen, el Infiniti Q70 es mucho más que un diseño que rompe con los parámetros normales a los que estamos acostumbrados.

Y es que para sorpresa de muchos, detrás de esa cara bonita se encuentra resguardado celosamente una verdadera bestia de ocho cilindros en “V” de 5.6 litros (en la versión Prefection) que solo espera el momento en el que la despertemos de su sueño con solo apretar el botón de encendido para hipnotizarnos cada uno de sus 420 caballos de potencia.

Para quienes buscan un viaje cómodo y placentero, el Q70 es capaz de cumplir los caprichos más exigentes mostrando unos modales realmente refinados… o bien puede convertirse en un vehículo mucho más dinámico con solo girar la perilla de modalidades que se encuentra en la consola central detrás de la palanca de cambios.

¡Pero ojo!, que con esto no quiero decir que el auto sea un deportivo pura sangre que despierte pasiones detrás del volante, porque la realidad es que su desempeño está más enfocado a ofrecer comodidad que adrenalina. Y es que mientras que el motor responde a la menor provocación denotando su ímpetu de velocidad, la suspensión de sensación suave termina por equilibrar las cosasdejándonos con un desempeño intermedio entre confort y deportividad.

Y hablando del motor, la verdad es impresionante como este bloque DOHC de ocho cilindros en “V” con inyección directa de gasolina de 5.6 litros se desenvuelve con una naturalidad innata para mover con soltura el auto que pesa alrededor de las dos toneladas (1,845 kg), gracias en gran parte a la asociación que tiene con la transmisión automática de siete relaciones con control electrónico y modo deportivo que permite exprimir un poco más las revoluciones del motor para obtener una respuesta un poco más briosa. Desafortunádamente tratándose de un V8 como este, el consumo se ve realmente afectado registrando en nuestras pruebas cerca de 7.4 km/l… cifra que estamos seguros mejoraría si tuviera algún tipo de sistema de desconexión de cilindros como muchas otras marcas lo ofrecen.

Conclusión

Ya sabemos como lo dijimos al principio, que el mercado de los sedanes de lujo lo han acaparado las marcas alemanas por años… pero hoy en día la diversidad que ofrece la expansión del mercado ha dado la oportunidad a marcas de otras latitudes entrar al quite en este negocio.

Infiniti es solo una de esas que buscan hacerse de una rebanada de tan suculento pastel. Y no cabe duda que con el Q70 cuentan con una buen propuesta para el tipo de gente que está acostumbrada al lujo, pero que a la vez anda en busca de algo que la diferencie del resto.

En principio suena muy bien, aunque en lo personal creo que para llegar al nivel de un Mercedes, un BMW o inclusive un Audi habrá que trabajar todavía mucho en los detalles que hoy en día marcan la diferencia.


Este artículo ha sido visto 435 veces!

Deja un comentario