Nuevos Crossovers de Mitsubishi.

Tamaño de letra

Cualquier marca en el mundo, en este momento, sabe que para crecer, necesita tener una buena oferta en un segmento clave: el de los crossover. Mitsubishi, luego de algunos años de forzado marasmo, regresa con dos.

El primer de ellos ya es más familiar a los atentos a los vehículos, la ASX. Con ya cerca de dos meses en los distribuidores, esta pequeña camioneta tiene los “genes” estéticos de la generación aún actual de la marca, que recuerda el Lancer y la Outlander 2013. Esto se debe al hecho que pese a estar llegando ahora a nuestro país, ya tiene un rato en otros mercados. En España, por ejemplo, se vende desde 2010. Como recibió una renovación menor para este año, debe durar tal como está dos o tres años más antes de su siguiente cambio, que sería ya una segunda generación.

Es una camioneta mucho más urbana que otra cosa y desde su tamaño, ya nos damos cuenta. Está hecha para familias jóvenes o mujeres independientes, que buscan un vehículo que les de imagen, las ponga en la moda entre los autos.

Sus capacidades todo-terreno obviamente son limitadas incluso por su altura, mayor que la de un auto, pero no tanto como una SUV tradicional.

Tiene buenos terminados y el espacio es suficiente para cuatro adultos con un poco de equipaje. Viene en tres versiones, como buen nivel de equipamiento. Todas tendrán el mismo motor de cuatro cilindros, 2.0 litros con 148 caballos de fuerza. La caja de cambios es tipo CVT, de movimientos continuamente variables.

El precio empieza en los 319 y va hasta los 392 mil pesos.

Outlander y un poco de futuro

La otra novedad es la Outlander. Llegando a su tercera generación, la camioneta recibe cambios estéticos fuertes, agradables a unos y no a otros, como es normal.

Lo que sí está mucho mejor, actual y bien hecho es el interior, que tiene terminados competitivos con los mejores, con plásticos suaves y tablero acojinado; pantalla táctil; asientos de piel y otros detales en sus versiones más equipadas.

Contrario a otras, como la nueva Rav 4, Mitsubishi mantuvo su tercera fila de asientos, que es francamente reducida y sólo niños muy chiquitos podrán caber. Si viajan adultos, más vale que el trayecto sea realmente corto.

El motor será de 4 cilindros, con 2.4 litros y potencia de 166 caballos de fuerza. Junto con la caja CVT, que mantiene las palancas en el volante para darle un cierto aire de deportividad – fuera de lugar, en nuestra opinión- logra darle una desenvoltura razonable a la camioneta, aunque la probamos a nivel del mar, habrá que sentirla en Guadalajara.

Nos gustó la sensación de firmeza y solidez que transmite, tanto de suspensión como de dirección. La ponen en un nivel superior al de sus rivales directas, muy fuerte competidora de la referencia del segmento, la Honda CR-V.

No han difundido aún sus precios en México, sólo que empezarán en los 340 mil pesos, lo que no es precisamente una ganga, todo lo contrario.

Habrá más novedades en el futuro cercano de la marca, por fortuna. Para 2014 esperaremos el subcompacto Mirage, un hatchback con motor de tres cilindros y para el segundo semestre de 2014, vendrá el sedán subcompacto Attrage, para competir en el segmento del Nissan Versa y Honda City. También el año entrante tendremos la nueva pickup L200.

Para 2015 llegarán los nuevos Lancer y Montero, con lo que Mitsubishi, luego de varios años de poco movimiento, forzada por su mala situación financiera, finalmente vuelve al ritmo normal de la marca importante que es. Enhorabuena.


Este artículo ha sido visto 2101 veces!

Deja un comentario