SEAT nos comparte cómo es que se crea la paleta de colores de un coche.

Tamaño de letra

Imagina por un momento que ya tomaste la decisión de comprar un auto nuevo, has considerado el uso que le vas a dar, tu presupuesto, las características mecánicas y la paquetería que mejor se ajustan a tus deseos y necesidades. Con todo esto en mente llegas a la agencia y de pronto lo ves: allí está el color que siempre deseaste, brillante y resplandeciente; en ese momento todo lo demás pasa a segundo plano.

Todas las empresas automotrices cuentan con un departamento especializado y muy sofisticado para definir los colores en los que pintará tal o cual modelo y SEAT no es la excepción.

A partir de la combinación de tres elementos básicos, pigmentos, aluminio y mica, se crea el color para un auto para llegar a tan sólo 12 tonos que determinarán la paleta de cada modelo.

El color es fundamental para dotar de “emoción” a los coches, para que cada conductor “se muestre como es y cómo quiere ser visto. Al fin y al cabo, el color hay que vivirlo y sentirlo”.

Pero todo es parte de una fórmula previamente calculada en la que si bien existe una enorme dosis de emoción, el aspecto práctico también juega un papel muy importante, el secreto está en balancearlos para llegar al resultado deseado.

seat-colores

Jordi Font, responsable del departamento de Color&Trim de SEAT,explica: “Los coches pequeños pueden tener tonos más llamativos y homogéneos, mientras que los vehículos más grandes tienen tendencia a los oscuros metalizados”, “Los colores más divertidos y arriesgados son para un público más jóven. A medida que avanza la edad se eligen los colores más sofisticados”. También influye el carácter que se quiere dar al nuevo vehículo. “Un deportivo no tendrá la misma gama cromática que un SUV, que precisa de tonos más vinculados a la tierra y a la naturaleza”, pero eso sí, nunca pueden faltar el blanco, el negro y el gris.

Sin embargo, el clima y la cultura de un país también tienen un papel determinante a la hora de definir qué color es propicio para un mercado u otro.

Para definir la paleta de colores de un auto, se invierten innumerables horas de trabajo durante tres años previos al lanzamiento del modelo en cuestión y se hacen toda clase de estudios y análisis en tendencias cromáticas, en moda y arquitectura que se llevan entonces al laboratorio de pintura en donde la química y la creatividad se darán la mano.Serán necesarias más de 100 formulaciones y más de 1,000 litros de pintura antes de lanzar un nuevo color al mercado. Todo para que la apuesta sea exitosa ya que en la decisión de compra de un coche, el color tiene un peso muy importante.

En el lanzamiento de un auto, el color es toda una declaración de intenciones con un significado muy especial para el comprador; por ejemplo, en el caso del SEAT Ateca se buscó un naranja metalizado, elOrange Samoa. La inspiración de la ciudad natal de la marca ha sido primordial:  “Barcelona es perfecta para ver salir el sol porque tenemos el mar al lado. Con este naranja hemos intentado captar ese color mágico de cuando el sol aparece en el horizonte”.


Este artículo ha sido visto 550 veces!

Deja un comentario