Top 10 de Problemas automotrices que te pueden dejar varado

Tamaño de letra

autoDescompuesto

Para la mayoría de las personas el vehículo es una herramienta de trabajo muy importante. Pero el común de la gente no es un experto en reparaciones automotrices para darle un mantenimiento apropiado. Consumer Reports ha elaborado un TOP 10 con los problemas más frecuentes que nos dejan varados en la carretera y con mal tiempo. Entérate cuales son estos inconvenientes para que estés prevenido.

Batería muerta: La batería muerta es a menudo la causante cuando el motor no enciende o no arranca, todas las baterías se debilitan con el tiempo. Ciertas actividades pueden descargar la batería, como el uso poco frecuente, muchos viajes cortos o el uso de varios accesorios cuando los faros están encendidos. Incluso olvidarse de apagar una luz o escuchar la radio con el motor apagado puede drenar el líquido de la batería, debilitándola demasiado cuando la necesita.

Llanta baja o reventada: Una llanta baja o reventada puede ocurrir por peligros en la carretera, un defecto en la llanta o falta de cuidado y puede hacer que usted pierda el control del vehículo. Si te ocurriera algo así, te recomendamos tomar firme control de la llanta y lentamente guiar el auto fuera de la carretera lo más pronto posible.

Fuga de líquido: Una fuga sin detectar en un sistema crítico puede ser devastadora, posiblemente resultando en una transmisión o motor fundido o incluso en una falla en los frenos. Revisa los niveles de líquido del auto regularmente, utilizando el manual de propietario como guía. Busca fugas en el pavimento donde te estacionas, las gotas de color negro son aceite; las verdes, anaranjadas o amarillas son anticongelante y las gotas aceitosas color marrón o rojizas pueden ser líquido de la transmisión o frenos.

Limpiaparabrisas muy gastados o falta de líquido: Muchos accidentes son el resultado de una mala visibilidad. A menudo los conductores no se dan cuenta de que sus limpiaparabrisas están muy gastados o sus tanques lavadores vacíos hasta cuando más los necesitan. Además, una goma de limpiaparabrisas rota puede causar que el brazo haga fricción contra el vidrio, posiblemente arruinando el limpiaparabrisas.

Fusible quemado: Cuando un fusible se quema, puede desactivar alguno de los sistemas eléctricos críticos, tales como los faros, el descongelador o el sistema de frenos antibloqueo, cualquiera de estos puede causar un accidente. No puedes prevenir un problema eléctrico, sin embargo un fusible quemado es lo primero que debe revisar si ocurriese alguno.

Banda de transmisión rota: La banda de la transmisión rota puede desactivar la bomba de agua o el alternador del auto, causando el sobre calentamiento del motor y la descarga de la batería. Y cuando se trata de mantenimiento, las bandas son fáciles de olvidar. Recomendamos revisiones periódicas debajo del capó, si una banda tiene grietas o si el caucho se está pelando o está quebradizo, se debe reemplazar. Si la banda está demasiado floja y el lado interior brilla, o si oyes un chirrido mientras conduces, se debe ajustar o reparar la banda. La mayoría de las bandas de transmisión se deben reemplazar después de unas 900 kilómetros.

Quedarse fuera del auto: A todos nos ha sucedido. En el mejor de los casos, es una mínima molestia; y en el peor de los casos, es un problema serio si se encuentra en un lugar peligroso. Algunos fabricantes de autos proveen una llave para estacionamiento valet o una llave plástica para uso de emergencia.

Recalentamiento del motor: Uno de los problemas más comunes al volante de un auto es el recalentamiento del motor. Si el calor llega a punto tal de provocar un daño irreversible al motor, se debe a la torpeza del conductor. Te recomendamos revisar periódicamente el indicador de temperatura y nunca dejar que llegue al rojo. En caso de verificar un incremento sostenido en la temperatura, deten el auto antes de que sea demasiado tarde.

Pérdida de aceite: Con frecuencia los autos usados dejan un charco de aceite cuando están estacionados. Si la gotera de aceite persiste, el motor puede llegar a quebrarse. Te recomendamos revisar constantemente el nivel de aceite de motor, de dirección, transmisión o fluido de frenos.

Problemas de transmisión: Muchas veces sucede que no entran bien los cambios y hay que forzar un poco para que entren en marcha normal, sobre todo en reversa y hasta se siente un chillido de la caja, produciendo un segundo problema en el embrague. Si esto sucede se puede aplicar la técnica de doble-embrague, que es sencillamente bombear el embrague dos veces antes de tratar de engranar la reversa o la marcha que se desea.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad.


Este artículo ha sido visto 2333 veces!

Deja un comentario